Proyectos de decoración interiores en Santander y Cantabria

En Rehabilitaciones Varillas realizamos reformas decorativas de interiores en Santander y Cantabria. Nuestro trabajo está siempre orientado a nuestros clientes, logrando así, la reforma que más se ajusta a las expectativas de los mismos. Cuente con nuestro equipo profesional y con muchos años de trayectoria para realizar su reforma.

Desarrollamos proyectos de diseño y decoración de interiores que incluyen aspectos como estética, funcionalidad y personalidad de cada espacio. En todo momento trabajamos con los clientes para crear proyectos que se ajusten a sus requerimientos particulares. 

interior-design-437204_1280

¿Son útiles los proyectos?

Los proyectos de este tipo son interpretaciones profesionales de los requerimientos y gustos del cliente. Con éste, se busca hacer realidad las visiones estéticas y prácticas de un espacio en particular. Así se puede emprender la obra o reforma conociendo de antemano la dirección que tomará. 

En este sentido, como el cliente sabe lo que quiere alcanzar, se puede evitar la compra precipitada de muebles u otros objetos que no combinen con el resultado final. 

En qué consiste el proyecto de decoración de interiores en Santander y Cantabria

Normalmente con un proyecto de diseño de interiores se entregan bocetos, planos a escala y algunos documentos con las particularidades técnicas. Así, los detalles como colores, acabados, materiales y otros elementos decorativos quedarán expuestos para su aprobación por parte del cliente. 

Estos proyectos tienen unas etapas o fases que garantizan la completa satisfacción de las partes involucradas.

Toma de datos

En esta fase se recopila la información necesaria realizando entrevistas con los clientes. Con ello, se puede recoger cuáles son sus expectativas y lo que quiere lograr. 

Se estudian las características particulares del lugar que se va a decorar y de su entorno. Se toman en cuenta factores relevantes de todo tipo, como las dimensiones y orientación de la edificación, la incidencia de la luz natural y otros elementos importantes para el diseño final.

Presentación conceptual 

Una vez realizada la toma de datos, es hora de presentar los primeros bocetos y esquemas que darán vida a la decoración. Se debe definir la idea general para ir dando forma al trabajo que se realizará posteriormente. 

Estas ideas no son arbitrarias, sino que surgen de los gustos y requerimientos del cliente y están elaboradas específicamente para él. 

En esta fase se realiza la primera propuesta conceptual, en la que se plasma, a grandes rasgos las características generales del espacio que se va a diseñar. Así se muestra las sensaciones que se quieren transmitir, la distribución del espacio, los colores, materiales y otros detalles decorativos como las cortinas, muebles, iluminación, colores, texturas, etc. 

Entrega de un anteproyecto

Se empieza a trabajar en un diseño que puede o no ser el definitivo. Se presenta al cliente los planos iniciales con la distribución de algunos de los elementos como muebles, mesas, adornos y demás objetos que completen el diseño. Además, todo esto se complementa con las texturas y materiales que se quiere utilizar en la decoración final. 

En esta etapa aún es posible que, siguiendo las instrucciones del cliente, se realicen ajustes y modificaciones al plan de diseño, para adaptarlo a la visión que él tiene del área a decorar. 

Una vez que todos los cambios requeridos son realizados, se procede con la elaboración del proyecto definitivo.

Entrega del proyecto final de ejecución 

Una vez el cliente manifieste que está de acuerdo con el presupuesto, se debe proceder a la ejecución de los planes elaborados para el diseño y decoración de los espacios 

Dependiendo de la magnitud del proyecto, se entregan los bocetos o dibujos que se usaron para el diseño, así como los planos con la distribución del espacio, los muebles y demás objetos decorativos. En algunos casos, de ser necesario, se deberán realizar presentaciones 3D que clarifiquen aspectos del proyecto que puedan resultar confusos. 

Se elaboran los planos definitivos del proyecto de ejecución, en el que se deben plasmar las ideas finales que serán la guía para los oficios que vayan a convertir en realidad las ideas propuestas. Estos planos deben incluir toda la información requerida para que los trabajadores puedan realizar correctamente los trabajos. 

Los documentos deben especificar todos y cada uno de los ítems propuestos, además, debe incluir la explicación de los detalles y respuesta a las posibles dudas que el cliente manifestó. 

Uno de los objetivos principales de esta documentación, es que todas las partes involucradas conozcan, en detalle, el trabajo que se va a realizar.

Elaboración del presupuesto. ¿Cuánto vale un proyecto de decoración de interiores?

Una vez el anteproyecto definitivo es aprobado por el cliente y está claro todo lo que involucra, se debe preparar y presentar un presupuesto en el que se refleje el coste total del proyecto. 

El presupuesto debe dejar claro lo que incluye y lo que no. Esto con la finalidad de evitar sorpresas cuando se esté realizando el trabajo.

Una ejecución profesional de la obra

Esta es la fase donde se ejecuta la obra plasmada en el proyecto definitivo. 

Se debe organizar, junto con el cliente, el calendario con los tiempos de ejecución de la obra. Además, hay que organizar el tiempo que cada especialista requiere para que no se molesten entre sí. Es fundamental tener presente la fecha de entrega para no sobrepasarse de ella. 

También es importante no perder de vista y controlar los costes para no sobrepasar el presupuesto aceptado.

Es recomendable que antes de indicar al cliente una fecha de entrega de la obra se tome en cuenta un tiempo destinado a imprevistos, remates de obra y contratiempos que se pueden presentar durante la ejecución de la obra.