Impermeabilización de fachadas en Santander y Cantabria

En Rehabilitaciones Varillas impermeabilizamos todo tipo de fachadas para protegerlas contra humedades y otros defectos causados por el agua. Nuestro equipo profesional emplea todas las técnicas de impermeabilización necesarias para que su fachada quede completamente protegida contra humedades.

Impermeabilización de fachadas en Santander y Cantabria

En este sentido, es de recordar que el agua de lluvia es una de las principales causas por las que se deteriora la fachada de un edificio. El deterioro comienza paulatinamente y si no se pone remedio, puede llegar a degradar bastante las caras externas del edificio.

Ventajas de impermeabilizar las fachadas

En la actualidad, existen diversas alternativas y técnicas a la hora de impermeabilizar la fachada de un edificio para evitar que filtre la humedad. Incluso, hay algunas técnicas que permiten impermeabilizar desde el interior.

La impermeabilización de las fachadas y de las cubiertas de un edificio aportará varios beneficios a la construcción:

Minimizar la humedad

La humedad puede provocar moho en las paredes de los edificios. Esto puede traer enfermedades y es peligroso para la salud de las personas y las mascotas que habitan en él. 

Cimientos más duraderos

Cuando una construcción tiene sus cimientos protegidos contra la humedad desde que se construyó, sus cimientos son más duraderos y resisten muchos años en buenas condiciones. El agua y la humedad pueden dañar los cimientos poniendo en riesgo a las personas que habitan en el edificio.

Mejora el aislamiento térmico del inmueble

Una buena impermeabilización, ayuda a que la temperatura interna de la edificación se mantenga estable, lo que mejora el nivel de vida de quienes la habitan y reduce los costes por aire acondicionado o calefacción.

No se desaprovecha el espacio

En los casos graves de humedad que incluso llegan a generar hongos dentro de la edificación, las personas suelen dejar de utilizar el área afectada. Pero al estar correctamente aislada y no tener humedad, ni hongo dentro del edificio, sus habitantes pueden aprovechar mejor el espacio interno.

¿Cómo Impermeabilizar Fachadas de Cemento en Santander?

La impermeabilización es el proceso de aislar una superficie con el objetivo de evitar que el agua penetre en el interior de la edificación. De esta forma se asegura que la estructura del edificio permanezca seca, alargando así su tiempo de vida útil. 

Al aplicar este procedimiento se logra cerrar los poros de la pared, impidiendo la entrada del agua de lluvia y la superficie seguirá teniendo permeabilidad al vapor, lo que permite que la estructura respire.

Normalmente se suele impermeabilizar las fachadas de cemento aplicando una pintura de alta calidad, flexible y con resinas elastoméricas. El proceso no es muy complicado, pero es recomendable contar con profesionales que apoyen con esa tarea.

Preparación

Lo primero que se debe hacer es limpiar muy bien la pared de grasa, polvo o cualquier otra suciedad. También hay que procurar que la superficie esté libre de humedad, moho y eflorescencias. 

Las eflorescencias son esas manchas blanquecinas que aparecen en la parte inferior de la pared. Para deshacerse de ellas, primero hay que eliminar la humedad, luego se disuelve el polvillo cristalizado con agua a presión y para finalizar se aplica un cepillo de púas metálicas.

Si existe alguna grieta es muy recomendable que la misma sea reparada antes de aplicar el estabilizador. 

Es importante tomarse el tiempo necesario para esta preparación inicial, ya que si la superficie presenta impurezas no hay ningún sellador que pueda hacer bien su trabajo.

Aplicación 

Se aplica una buena capa de imprimación o estabilizador. Esto da un mejor soporte y favorece la adherencia de los materiales impermeabilizantes. 

Para continuar, se debe aplicar una capa de pintura impermeabilizante de buena calidad. Hay que asegurarse de que la pintura se esparza de manera uniforme por toda la superficie y cuando esté completamente seca se aplica una segunda capa de pintura cubriendo igualmente toda el área.

Impermeabilizar una fachada de ladrillo

Para empezar, debe seguirse una preparación similar a la descrita en la impermeabilización de superficies de cemento. Pero en este caso, la limpieza se puede hacer con una esponja, manguera o incluso una hidrolimpiadora.

Es conveniente emplear un producto fabricado en base acuosa, que no contamina y es muy fácil de aplicar. Además, se debe considerar que, para impermeabilizar paredes de ladrillo, se necesita cerca de 1 litro para revestir 5 metros cuadrados de pared. Esto es solo un estimado y conviene leer las recomendaciones del fabricante del producto que se va a aplicar. 

Estas pinturas o barnices se suelen aplicar con una pistola de baja presión o con un rodillo o brocha.

Aplicación del impermeabilizante

Una vez que se hayan reparado todos los desperfectos, y el muro esté limpio y seco, se puede proceder a aplicar el producto impermeabilizante.

Se debe empezar a trabajar por la parte superior de la fachada hasta cubrir toda la parte alta. Luego se debe ir bajando para aplicar el impermeabilizante por “líneas” a lo largo del muro.

Una vez que esté terminada la primera mano de barniz se debe esperar a que seque y luego se colocará otra capa.

¡Siempre acuda a la asesoría profesional!

En Rehabilitaciones Varillas tenemos más de 30 años de experiencia en la impermeabilización de todo tipo de fachadas y reformas en general. Nuestro equipo de profesionales está comprometido en hacer realidad lo que el cliente desea lograr. 

Antes de empezar con el trabajo de impermeabilización, analizamos los requerimientos de la obra para ofrecerle al cliente las mejores opciones para impermeabilizar su edificio. Así, el buen acabado de su obra estará garantizado.