Fachadas ventiladas en Santander y Cantabria

Las fachadas ventiladas consisten en un sistema que permite la fijación de un revestimiento independiente a la hoja de cerramiento. La separación del revestimiento permite alojar una capa aislante, ello, con respecto al cerramiento, lo que a su vez permite la libre circulación de aire por su cámara, con las ventajas que esto supone en términos de ahorro energético. En Rehabilitaciones Varillas realizamos reparaciones de fachadas ventiladas en Cantabria. Cuente con el mejor equipo para realizar su rehabilitación.

Gracias a su elevada calidad, sus posibilidades estéticas y su alto nivel de aislamiento térmico, las fachadas ventiladas cuentan con gran aceptación entre los arquitectos y los constructores. 

pexels-photo-94554

Materiales para la instalación de fachadas ventiladas

La parte frontal de las edificaciones, normalmente es lo primero que ven los visitantes. De aquí la importancia que la fachada sea moderna y que luzca bien. Además, los materiales utilizados son muy resistentes a los agentes ambientales, lo que asegura su durabilidad y bajo coste por mantenimiento. 

Los materiales más usados en este tipo de fachadas son: 

Metales

Los materiales de revestimiento metálico permiten recubrir fácilmente grandes extensiones de la fachada. Los metales pueden ser moldeados para adaptarlos a exteriores con ángulos, formas poco convencionales o curvos. Además, se pueden pintar de forma fácil y económica.

Desde hace muchos años, gran número de arquitectos y constructores consideran que los metales son la mejor opción para las fachadas ventiladas. Este tipo de material brinda una alta protección frente al agua de lluvia y minimiza la condensación. Además, es un excelente escudo contra eventos de vandalismo como golpes o grafitis.

Las fachadas ventiladas elaboradas en materiales metálicos son recomendadas para colegios, edificios de oficinas, residencias, etc. Este aislamiento protege al edificio del calor extremo del verano y del frío de los inviernos más crudos. 

Metales usados en las fachadas ventiladas

La lista de metales que se pueden utilizar para fachadas es muy extensa, pero los principales son:

– Láminas de Zinc

– Láminas de acero inoxidable

– Láminas de aluminio

Tela metálica arquitectónica

Materiales cerámicos

Los materiales cerámicos son una excelente elección a la hora de cubrir una fachada. Son impermeables, incombustibles y muy fáciles de limpiar porque no permiten la adherencia de partículas de polvo o grasa.

Estos materiales tienen una larga duración lo que garantiza que no deberán ser cambiados o sustituidos en mucho tiempo. A su vez, estos recubrimientos son de terracota o están elaborados a base de un gres porcelánico extruido con acabados naturales o esmaltados en una amplia gama de colores.

Hormigón prefabricado 

Una placa de hormigón prefabricado tiene un acabado liso (sin poros), tiene una alta resistencia a los golpes y maltratos, además, no absorbe agua y permite la eliminación de grafitis.

Este material está elaborado en hormigón polimérico que es ideal para la protección de edificios en ambientes salinos. Las placas de hormigón tienen un espesor de entre 11 mm a 14 mm y forman una capa aislante superficial que protege el edificio de los rayos UV del Sol. Adicionalmente brindan protección contra agentes atmosféricos como el salitre que es típico de las zonas cercanas al mar.

¿Cómo funcionan las fachadas ventiladas? Trabajamos en Santander y Cantabria

Una fachada ventilada permite crear una separación física entre el muro del edificio y la parte exterior de la fachada. Esto crea una cámara abierta que facilita la renovación del aire en su interior. El calentamiento de la cámara, genera un flujo de aire natural desde la parte inferior a la superior.

Los sistemas de fachadas ventiladas generalmente están formados de una capa de aislante anclado o proyectado sobre el muro. Sobre esta capa hay un revestimiento unido al edificio mediante una estructura de anclaje que por lo general es de aluminio.

Las placas de la fachada se pueden fijar de varias formas diferentes: 

– Fijación química.

– Fijación mecánica.

– Fijación sobre guías.

Ventajas de las fachadas ventiladas en la construcción

Las fachadas ventiladas tienen muchas ventajas sobre otros tipos de recubrimientos para edificaciones. 

Son funcionales

La diferencia de temperatura entre el aire interior de la cámara y el exterior crean un flujo de aire denominado “efecto chimenea” que ayuda a eliminar la humedad y a mantener la temperatura interna del edificio.

La mayoría de los recubrimientos poseen resistencia a la radiación ultra violeta del Sol y a la lluvia.

Estéticas

Gracias a la diversidad de materiales y colores, las fachadas ventiladas permiten un gran número de combinaciones de texturas, tamaños y colores. Esta variedad brinda a los arquitectos una amplia flexibilidad en el diseño de las edificaciones.

Térmicas / Ahorro Energético

El aislante en la parte exterior del muro y la cámara de aire evitan o minimizan el intercambio de temperatura entre el interior y el exterior del edificio. En otras palabras, en verano el calor se queda fuera y en invierno se queda dentro de la edificación. Esto conlleva a un significativo ahorro energético tanto en los equipos de calefacción como en los de aire acondicionado.

Por otra parte, el hecho de situar el material aislante en la parte exterior del muro crea una capa protectora que refleja una buena parte de la radiación solar y evita que penetre en el edificio.

Acústicas

La capa de revestimiento externo junto a la cámara de aíre ocasiona una reducción considerable del ruido proveniente del exterior.

De construcción

No es necesario un tratamiento previo del muro exterior ya que el revestimiento de la fachada se coloca por lo general con los anclajes. Además, debido a este sistema se puede sustituir un panel dañado fácilmente. 

Rehabilitaciones Varillas: Especialistas en Rehabilitación de fachadas ventiladas Cantabria