Rehabilitación y Reformas de Tejados y cubiertas en Santander y Cantabria

En Rehabilitaciones Varillas realizamos todo tipo de rehabilitación y reforma de cubiertas y tejados de edificios, naves y viviendas en Cantabria.

Tanto las condiciones medioambientales como el paso del tiempo afectan de forma negativa las partes de la construcción que quedan expuestas a los elementos. Los tejados y cubiertas no son una excepción y son los que sufren mayores daños y deterioros.

tejado

No es buena idea esperar que el tejado se encuentre en mal estado para realizarle un mantenimiento. Es recomendable reparar las partes dañadas o que comienzan a presentar signos de deterioro. Así se evitan posibles filtraciones y daños más graves en la estructura del edificio.

¿Qué debes saber antes de rehabilitar un tejado en Cantabria?

No solo las condiciones climatológicas pueden afectar las cubiertas. En algunas ocasiones, posibles omisiones o errores producidos durante su construcción, hacen que sea necesario hacer una rehabilitación de los tejados.

Sin embargo, antes de enfrentarte a uno de estos proyectos de rehabilitación, es recomendable que puedas identificar cuándo se debe realizar una reforma.

¿En qué consiste la reforma de un tejado?

La rehabilitación de los tejados es la reestructuración física de cubiertas en mal estado o que están comenzando a filtrar humedad.

Dependiendo del estado de la cubierta se deben realizar diferentes trabajos, como la impermeabilización para evitar filtraciones y humedades, hasta el reemplazo de toda la cubierta.

Principales problemas que soluciona la rehabilitación de tejados

El agua, el Sol y el tiempo son los principales factores que deterioran las cubiertas de los edificios o viviendas. Pero cuales son los principales problemas a los que se enfrenta ese escudo que mantiene secos a las personas en su interior

El agua (la principal enemiga)

Es verdad que este líquido es esencial para la vida, pero que sea beneficioso para personas, plantas y animales no significa que también lo sea para los edificios. Aquí encontrarás los principales inconvenientes que le causa el agua a los tejados.

Humedad por capilaridad

El agua se filtra por los elementos (tubos, antenas, etc.) que están presentes en el techo o la terraza. Se filtra por efecto del paso del tiempo o por una mala impermeabilización y termina ascendiendo hasta la parte interna de la vivienda. 

En los casos donde no se trata a tiempo se pueden producir goteras.

Humedad por condensación 

Normalmente se produce por una ventilación mal implementada o incorrecta en las estructuras abuhardilladas. Este efecto ocurre debido a que los cambios grandes de la temperatura provocan que el vapor se convierta en rocío, lo que causa la humedad dentro de la vivienda o edificio.

Humedad por filtración 

Es cuando el agua se filtra directamente por una grieta u orificio en la cubierta. Esta rotura puede deberse a un accidente o al indetenible paso del tiempo. 

Errores en la construcción del tejado

Casi todas las personas piensan que el clima y el paso de los años son los únicos culpables del deterioro de los tejados. Pero en muchos casos las filtraciones o humedades se presentan antes de lo esperado, debido a una construcción defectuosa o de mala calidad. 

Las filtraciones también suelen presentarse debido a una decisión incorrecta por parte del arquitecto, una mala elección de los materiales del tejado o una mano de obra mediocre. Estos son solo algunos de los motivos que pueden acelerar la necesidad de rehabilitar o reformar un tejado. 

Consejos para prevenir humedades y posibles goteras

Ya sabes un poco más sobre los principales problemas que ocasionan las humedades. Ahora es momento de que conozcas algunos consejos en el mantenimiento de cubiertas para que no tengas que realizar (por ahora) una reforma en tu tejado.

Canalones limpios y libres de hojas o desperdicios

Para algunos este consejo puede resultar algo obvio, pero es muy común que las filtraciones y humedades se produzcan por acumulación de agua debido a canalones tapados u obstruidos. 

Para evitar este problema, es recomendable colocar rejillas en los canalones que filtren los elementos externos indeseados. De esa manera, el agua tendrá libre paso, pero las hojas secas y otros elementos del exterior no podrán tapar el canalón.

Asegúrate de que el parcheado de la impermeabilización sea el correcto 

Algo que puede ayudar a evitar una reforma de este tipo, es reforzar la impermeabilización de la cubierta.

Es posible aplicar cintas asfálticas o láminas de elastómero sobre la cubierta o sobre aquellas zonas que se consideren más sensibles a las filtraciones. 

La ventilación correcta es de mucha ayuda

Una ventilación adecuada, puede ayudar enormemente a evitar la humedad por condensación. En una vivienda bien ventilada (o con control de temperatura) no se producen grandes cambios de temperatura en su interior, lo que contribuye a evitar la condensación de las gotas de vapor.

Si la ventilación es insuficiente o sencillamente no es la correcta, puede mejorarse con la instalación de respiraderos. Esto ayudará a mantener estable la temperatura interna de la edificación.

Acude a la mejor asesoría profesional en Cantabria

En Rehabilitaciones Varillas tenemos más de tres décadas de experiencia en la construcción, reforma y rehabilitación de todo tipo de tejados y cubiertas. Nuestro personal está capacitado para realizar la obra de forma rápida y eficiente. 

Antes de empezar con la reforma, un grupo de profesionales analizarán las necesidades específicas de la rehabilitación, para ofrecerle al cliente las mejores opciones.